Rolex sigue siendo una marca referente de calidad en cuanto a relojes se refiere. Todo el mundo sabe que tener un Rolex es una inversión segura, además de aportar a quien lo lleva, prestigio y símbolo de poder económico.

Pero hablemos de un poco de historia… En 1942 el británico John Francis Williams fue apresado en la segunda guerra mundial. Estando preso escribió a las oficinas de Rolex para que le enviaran un cronógrafo de la época. El propio fundador de la marca Rolex, Hans Wilsdorf, le dijo que se lo enviaba encantado y que esperaría sin problema a que acabase la guerra para que se lo pagara. La casa tuvo que hacer tres envíos porque los dos primeros se extraviaron.

Muchas marcas estarían orgullosas de poder tener una historia como esta para poder contar. Una curiosidad que posiciona a Rolex como una de las marcas que más se ha preocupado por sus clientes, siendo un símbolo de fiabilidad y compromiso. La corona de su anagrama le confiere el estatus del rey de los relojes por su sencillez, versatilidad y manufactura, entre otras cosas.

Hans Wilsdorf, fundador de la marca Rolex
Año de fundación: 1905. Nombre del fundador: Hans Wilsdorf. Sede de la firma: Ginebra (Suiza). Centros de producción: Acacias (Ginebra), Plan-les-Ouates (Ginebra), Biel y Chêne-Bourg. Producción anual: 800.000 relojes * (cifra estimada y no oficial tomada a partir de los movimientos certificados por el COSC en 2015). Consejero delegado actual: Jean-Frédéric Dufour.

En el momento de su creación, Rolex optó por la sencillez como concepto de su marca, en una época que imperaban modelos recargados. Un Rolex no se para nunca, ni se estropea, adaptándose a todos los ámbitos sociales, tanto de lujo como deportivo.

Existen Oyster Perpetual desde 1931. El primer Datejust es de 1943, el Submariner de 1953 y el GMT-Master de 1955. Desde entonces, la imagen de los relojes ha variado muy poco. Todos los modelos han perdurado en el tiempo.

La firma produce y ensambla todos sus relojes exclusivamente y ha llegado a crear su propia fundición para sus relojes de oro. la casa también ha sido pionera en establecer una red de distribuidores oficiales que tienen la obligación de resolver todos los problemas que pueda causar el mal funcionamiento de sus relojes.

Todas estas cosas le confieren a Rolex el ser el reloj por excelencia y de ahí el éxito en sus ventas.

 

Referencia Expansión